“Perspectivas de Guadalajara que nunca deben perderse”

 “Perspectivas de Guadalajara que nunca deben perderse”

Hombre Incansable: Ciudad Inalcanzable.

“La ciudad es el único trabajo que como hombre nunca deje de realizar, aún dormido nos soñé, nos construí y a su vez construimos la escenografía en la que mañana íbamos a actuar”.

Edmund. N. Bacon:

La forma de la ciudad será siempre un indicador del estado de la civilización que la habita. La forma la determina la multiplicidad de decisiones de sus habitantes. Algunas veces estas decisiones han interactuado tan claramente para producir una fuerza que se percibe de manera tan clara que nos damos cuenta que un acto de nobleza y voluntad humana ha sido realizado.

Debemos disipar la idea de que las ciudades son resultados de grandes accidentes más allá del control humano y que responden solo a leyes inmutables. Tenemos que comprender que la voluntad humana puede ser ejercitada en nuestras ciudades, de modo que la forma que adopten sea una verdadera expresión de las mayores aspiraciones de nuestra civilización.

La Puerta a Guadalajara de todos.

Con este práctico ejemplo urbano en la ciudad de Guadalajara se trata de entender la naturaleza de las decisiones del pasado, la influencia de las circunstancias en las que fueron hechas, la manera en la que se han relacionado entre ellas y las ideas que han surgido de su unión.

Transportarse en por la cuadrícula tapatía sobre Av. La Paz a su cruce con Av. Chapultepec desde el centro de la ciudad hacía donde se oculta el sol, resulta una revelación para el que sabe abrir los sentidos, podría ser casualidad o no, pudiera parecer resultado de una propuesta de un concurso de diseño urbano, o como creo y Edmund N. Bacon diría: es un acto puro de voluntad humana a través de los años: una “Perspectiva de Guadalajara que nunca debe perderse”

Esta secuencia comienza justo al final de la “Colonia Americana Poniente” cuando sus ejes “rebeldes” vuelven a alinearse con los de la cuadrícula original de la ciudad. Antes de este “reajuste” urbano que más bien funciona como una articulación sorpresa, nuestra visual cambia completamente y un nuevo “paisaje” se nos anuncia.

La composición de esta escena es protagonizada por varios edificios de altura y densidad considerables, que extrañamente a la naturaleza urbana predominante en Guadalajara, interactúan entre sí creando relaciones simples y armónicas...

Estos edificios aun perteneciendo a distintas etapas históricas con lapsos de construcción de hasta 50 años (1943, 1950, 1961, 80´s, 90´s)… conservan el mismo límite de altura (el de la torre de la Iglesia de Nuestra Señora de la Paz), cosa admirable si uno piensa hoy en día en la voraz e irracional carrera por comerse el cielo tapatío con vivienda vertical en la ciudad.

Otra característica importante es la de el “Edificio Banorte” que “noblemente” reduce su escala hacía la esquina de la Av. Chapultepec escalonándose hasta tratar adquirir un “tamaño humano” que se relaciona con uno de los espacios públicos más significativos para los tapatíos.

Cruzar por la puerta de Av. La Paz hacia Chapultepec resultará para la mayoría: una experiencia humanamente grata y satisfactoria, más aún si se tiene la oportunidad de hacerlo con un atardecer sobre las pupilas y comiendo un maíz con limón y chile de los que venden afuera de las farmacias Benavides.

Por medio de estudios y planes urbanos metropolitanos, Guadalajara debe encontrar su escala y las proporciones espaciales de las nuevas construcciones que se proponen: estas se deben de adaptar a las existentes y adecuar a las necesidades específicas de cada barrio o zona en la ciudad. Hoy en día genéricamente las llamamos “Torres”. Nombre que nos recuerda lo eclesiástico, a lo fortificado o militar usado para defenderse. La realidad es que las nuevas “Atalayas” no están tan alejadas de su etimología y uso antiguo de la palabra, generalmente son viviendas “ególatras” pensadas para reaccionar respecto a sí mismas, y defender a los que las habitan, se aíslan y elevan con alturas no reguladas, no respetan ni se adaptan con su contexto inmediato. Mucho menos proponen nuevas formas de interacción. Debemos ser muy cuidadosos con las consecuencias que pueden ocasionar: desde procesos de gentrificación, hasta la degradación del espacio público, las condiciones de luz e higiene o la saturación de las redes de infraestructura que las rodean.

“Teníamos Voluntad”.

Juan Nepomuceno.

Paisaje “Espectacular”

Mis primeros recuerdos de niño para ir al Aeropuerto Internacional Miguel Hidalgo y Costilla de la ciudad de Guadalajara, no eran precisamente para subirme a un avión... Los espectaculares publicitarios sí que nos divertían y servían de catálogo para el juego, principalmente esos que se encuentran en el nodo de incorporación a carretera a Chapala justo saliendo del aeropuerto rumbo a Guadalajara, Esa mega estructura publicitaria (Paisaje “Espectacular”), que bloquearía 25 años la vista hacia el llano y la hermosa cuenca pantanosa del municipio de El Salto.

Read More

Utopía 2. Columnata de árboles sostiene la Línea 3 del Tren Ligero.

La abundancia de árboles en el camellón nos hace pensar que todos esos troncos sostienen su estructura, La aspereza del concreto y el metal de la estructura del tren ligero se integra gracias al respeto a viejos árboles, primeros habitantes del paisaje del paramo. El sustento artificial de la línea 3 del tren ligero se equilibra con el balance de respeto hacia el patrimonio natural que los tapatíos tenemos hacia la naturaleza.

Read More

Teníamos Voluntad. (Línea 3 del Tren Ligero Guadalajara).

Sin ninguna orientación cardinal ni objetivo metafísico, estas columnas sin nombre propio y sin especificaciones más que las genéricas de su estructura, sostendrán el futuro del transporte público de nuestra ciudad. Serán un acueducto de movilidad: transportaran miles de mentes anónimas de barrio en barrio en el sentido longitudinal de la ciudad, acortando tiempo, esfuerzo y dinero, serán un beneficio indiscutible para aquellos que “vamos de paso”.

Read More

Tenemos Voluntad. Utopía 1: Atlante sobre Av. Revolución.

“Valor y confianza ante el porvenir hallan los pueblos en la grandeza de su pasado. Mexicano, contémplate en el espejo de esa grandeza. Comprueba aquí, extranjero, la unidad del destino humano. Pasan las civilizaciones, pero en los hombres quedará siempre la gloria de que otros hombres hayan luchado para erigirlas”.

Read More